L’Amanidor estrena su nueva cocina central en CIPO

L’Amanidor estrena su nueva cocina central en CIPO

  • La nueva cocina ha permitido crear más oportunidades laborales para personas con discapacidad intelectual y proyectar nuevas líneas de negocio de L’Amanidor
  • El proyecto también incluye la construcción de un huerto para el cultivo de verduras y hortalizas que se usarán para los menús

L’Amanidor, el Servicio de restauración y catering de CIPO, ya trabaja en la nueva cocina ubicada en las instalaciones de la entidad de la calle Himalaya. Ayer se hizo una pequeña presentación del proyecto a entidades, centros colaboradores y administraciones públicas.

Gracias al programa InvESS, impulsado y financiado por el Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Cataluña, se ha adecuado el espacio de cocina de CIPO para construir una totalmente equipada, un almacén y una sala fría, con la temperatura controlada para preparar y envasar la comida que se distribuye a los hogares residencia de la entidad. Desde aquí, además del servicio de catering para los hogares residencia, también se cocinan los menús que se sirven en el comedor de CIPO a trabajadores/se de la entidad y a personas atendidas en el Centro Ocupacional. Esta es, precisamente, una de las líneas de negocio que las nuevas instalaciones permitirán impulsar: los caterings a colectividades. Sin embargo, no será la única, puesto que también se podrá ampliar la oferta de catering de acontecimientos para particulares, empresas o administraciones y gestionar el servicio de preparación y reparto de comidas saludables a domicilio para gente mayor en Sabadell Norte, gracias a la colaboración con el Ayuntamiento de Sabadell.

Para poder desarrollar estas nuevas oportunidades de crecimiento, ha sido imprescindible ampliar el equipo profesional logrando, también, una de las misiones principales de CIPO: la creación de ocupación para personas con discapacidad intelectual. Hoy en día, L’Amanidor ya ha generado nueve puestos de trabajo para el colectivo y cinco para personal de apoyo, los cuales se distribuyen en los tres espacios de trabajo con los que cuenta ahora L’Amanidor: la cocina central a CIPO y en los espacios gastronómicos del Centro Cívico y Comunitario Creu de Barberà – Sabadell y del Casal Catalunya, que continúan su actividad prestando un servicio de cafetería y restaurante, con una oferta de menú diario a mediodía.

La cocina no ha sido el único espacio renovado. Para fomentar el uso de productos km0 y de proximidad, el proyecto también ha incluido la construcción de un huerto en CIPO que permitirá a L’Amanidor incluir algunas hortalizas y verduras en los menús. Esta semana ya se hará la primera cosecha de lechugas, que se usarán para preparar las ensaladas de los menús que se servirán al comedor de CIPO. El equipo del Servicio de Medio natural y Jardinería ha recibido una formación específica sobre horticultura para poder encargarse del mantenimiento y el cultivo.


La última pieza del proyecto es la digitalización. Los pedidos, la entrada de productos, el control de stocks, las recetas o el cálculo de los valores nutricionales se realiza a través de un software específico.

El proyecto también ha estado posible gracias al programa Singulares de la Xarxa d’Ateneus Cooperatius, en el cual hemos participado de la mano de cooperativa audiovisual La Productora, encargada de elaborar las materiales de difusión del proyecto.

No hay comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *